Movimientos Sociales en Comunidades Urbanas: El Caso Kolectivo

#movimientossociales

 

“¿Si son una red? Sí. ¿Son un movimiento social? Si, lo son. Un Líder de Opinión conformado por otros tantos líderes de opinión. Una comunidad de comunidades. ¿Quiénes y cuantos son? Nadie sabe. Tampoco importa mucho. Están en nuestra ciudad, en muchas esquinas, denunciando, haciendo presencia. Existen y son. El reto nuestro: reflexionar, entender, acompañar. Tangible o intangible. Redefiniendo Comunidad.”

 

Aracelly Vega Sánchez es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad de Panamá, Post graduada en Docencia Superior por la Universidad del Istmo y Diplomada en Elaboración y Gestión de Proyectos  por la UDELAS, Especialista en Atención a las Farmacodependencias y Situaciones Críiticas Asociadas por el Centro Cáritas de Formación en México DF. y Magíster en Ciencias Sociales con especialidad en Sociología de  la Modernización, por la Universidad de Chile.

E-mail: aracellyvesa@yahoo.com

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El presente foto reportaje es un recorrido gráfico que narra la experiencia en Panamá del movimiento social denominado el Kolectivo, que está conformado por una red de redes de organizaciones, asociaciones, colectivos, líderes de opinión, artistas, etc., que encuentran ahí un espacio para la libertad de expresión y la protesta creativa y alternativa.

Se han caracterizado por una multiplicidad de manifestaciones, siendo las artísticas las más conocidas (cines foros, conciertos, puestas en escena); pero su sello característico ha sido el mural como instrumento de denuncia y de discurso contestatario a las acciones del gobierno que ellos consideran inaceptables.

Particularmente en este caso, el Kolectivo se define como un organismo invertebrado, sin normas o jerarquías, que se articula para provocar procesos de movilización social frente a una situación determinada. Ante la iniciativa de alguno de sus participantes, comienza el proceso de convocatoria y se van articulando el resto de los miembros. Debo decir, que la convocatoria en redes sociales (sus asociados pueden llegar a tener miles de seguidores, que a su vez se convierten en seguidores del Kolectivo), es de las primeras experiencias en Panamá de movilización social instalada en el ciberespacio.

La situación tal vez más mediática que los ha convertido en Líderes de Opinión a nivel nacional ha sido la polémica con las autoridades, específicamente con el Presidente de la República de Panamá, Ricardo Martinelli. En diciembre del año pasado, se les negó la posibilidad de pintar un mural en la Avenida de los Mártires, lugar donde fueron reprimidos y asesinados estudiantes panameños en 1964, a manos de norteamericanos durante la lucha por la instalación de la bandera panameña en los predios de la Zona del Canal. Es en nuestra historia patria el evento que desencadenó la lista de acontecimientos que dieron como resultado la firma de los Tratados Torrijos Carter, y la salida de Estados Unidos de la administración del Canal y de todo nuestro territorio.

Al cumplirse 50 años este enero del 2014, una serie de organizaciones comenzaron a preparar acciones conmemorativas, una de ellas fue el Kolectivo con sus murales. En esta zona, fue recientemente instalado un puente elevado y una serie de construcciones que forman parte de la reestructuración de la ciudad que adelanta este gobierno. En uno de estos muros, que colinda con la avenida mencionada, se organizó la pintada colectiva para conmemorar la fecha. Esto generó una serie de protestas de parte de las autoridades y de algunos ciudadanos que consideran que la pintura de paredes y muros no es más que un grafiti que afea el espacio y no una expresión de arte. 

 

 

El Kolectivo insistió y pintó el mural. Al ventilarse el asunto en los medios de comunicación, surge la polémica sobre la libertad de expresión y sobre el uso de los espacios públicos y las manifestaciones artísticas. Unos en contra, otros a favor, el asunto llegó a las altas esferas y en una entrevista, el Sr. Presidente declaró: “lo que pinten se lo vamos a volver a pintar”. Y Efectivamente, el mural fue borrado dos veces por las autoridades locales, fueron los dirigentes reprimidos por la policía y aun así, fue pintado tres veces más. Hasta la fecha de este artículo, el mural se ha mantenido allí. Sin embargo, el Kolectivo recurrió a un amparo de garantías constitucionales en la Corte Suprema de Justicia, donde su recurso fue desestimado.

La referencia del Presidente, convirtió un asunto tal vez menor, en un debate de carácter nacional, reconoció la existencia del movimiento como un interlocutor válido y lo convirtió en un referente dentro de los medios de comunicación, que ahora ante cualquier situación controversial buscan un pronunciamiento del Kolectivo. Estos a su vez, han sabido manejar muy bien la coyuntura para poner sobre discusión, los diversos temas que motivan su accionar.El Kolectivo, se expresa a través del arte callejero, en una forma que resulta muy provocadora para los valores tradicionales que aún rigen nuestra sociedad panameña.

  • El mural se apropia de los espacios públicos.
  • Comunica, denuncia y reflexión social en espacios de mucho movimiento de público.
  • Es elaborado por artistas, jóvenes, activistas. Gente tradicionalmente excluida.
  • Es contestatario frente al sistema adultocèntrico y androcèntrico dominante.

El Kolectivo es un excelente ejemplo de una red, que aunque hiper compleja, ha encontrado en la protesta silenciosa un mecanismo de presencia permanente en la ciudad. Las palabras, las imágenes se van tomando los espacios de nuestras comunidades. Es la protesta que nos acompaña en el viaje al trabajo, en las compras al mercado, en el diario vivir.

Este documento es una mezcla de reportaje gráfico, con entrevista y una pequeña reflexión. Para esto se fotografiaron murales en la Avenida de los Mártires, en la zona frente al Palacio Legislativo de Panamá, en el Mercado de Artesanías y en la salida de la estación del Metro en la Plaza Cinco de Mayo. Todos en Ciudad de Panamá. Entrevistamos brevemente a Larisa Duarte, activista del movimiento pro la Defensa del Río Cobre, y una de las caras más visibles del Kolectivo. Ella es egresada del Diplomado en Estrategias de Inclusión Social Comunitaria, de Pastoral Social, Universidad de las Américas (UDELAS) y de la Red Latinoamericana-Europea de Trabajo Comunitario Transnacional (Reletran).

 

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados